Trucos para comer bien en un buffet libre

Ver tanta comida junta nos incita a comer más, te explicamos cómo evitarlo

Si eres de los que disfruta comiendo, entrar en un buffet libre puede ser tu perdición: bandejas y bandejas llenas de todo tipo de comida a tu disposición y de las que puedes comer sin límites. ¿Qué hacer para asegurarte de que tu salud se mantiene intacta? Te damos algunos consejos.

-Piensa primero lo que quieres comer: Puedes hacerlo de dos maneras, o llevar ya pensado lo que vas a comer; o recorrer todo el buffet para ver qué hay y seleccionar el que más te apetece sin dejarte llevar por el ansia. Una vez que has elegido, trata de sentarte de espaldas a las bandejas para evitar tentaciones.

– Lucha contra la ansiedad: Empieza por un aperitivo ligero que te ayude a no llegar al plato principal con tanta hambre. Eso si, esfuérzate en que sea algo ligero y una porción pequeña; lo justo para mantener la gula a raya.

-Un poco de cada: Si no te resistes a tomar solo una cosa, confórmate con probar un poco de cada. Olvídate de comer un gran plato de carne o de pescado y prefiere elegir un poquito de cada alimento.

-Selecciona el plato pequeño: Llegar al restaurante con hambre y ver tanta comida junta nos empuja a comer más, oblígate a usar el plato más pequeño que veas, aun que sea de postre, para comer raciones más pequeñas. Eso te ayudará a no sobrecargar tu organismo con calorías de más.

-Come despacio: Ver tanta comida hace también que tu cerebro intente comer más rápido para probar el resto de alimentos. Comer rápido hace que no mastiquemos bien y esto provoca flatulencias, dolor de estómago y digestiones pesadas. Esfuérzate por masticar bien y abstraerte para comer a tu ritmo y sin pasarte.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


WhatsApp chat